¿Por qué la fumigación es tan importante para las industrias?
22 October, 2018

¿Por qué la fumigación es tan importante para las industrias?

Toda industria, además de enfocarse en el crecimiento y progreso de su empresa, debe considerar un tema sumamente importante: la fumigación. Esto resulta algo vital ya que en diversas áreas de la empresa se pueden presentar problemas como cortocircuitos por cables mordisqueados por roedores (ratones y/o ratas), intoxicaciones alimentarias causadas por productos contaminados con excrementos de cucarachas y el posible brote de enfermedades debido a la reproducción de mosquitos en un lugar; así como mordeduras de animales hematófagos como lo son las chinches. Un mal tratamiento o falta de atención de una plaga puede causar pérdidas económicas y afectaciones de salud del capital humano en industrias.

Entre las industrias más conocidas y atacadas por plagas están la industria alimenticia, manufacturera, maquila, tecnología, almacenes y farmacéutica, por mencionar algunas. Para comprender mejor la importancia del control de plagas industrial, analicemos el tipo de plagas, la naturaleza de éstas y las medidas de fumigación que se pueden tomar para un mejor control y prevención.

¿Qué tipos de plagas son las más amenazantes en la industria?

Los tipos de plagas varían según la localidad, el clima y el espacio. Sin embargo, algunas plagas que se encuentran comúnmente en la mayoría de las industrias son roedores (ratas, ratones), cucarachas, arañas, moscas, palomas, hormigas y polillas.

¿Por qué el control de plagas es crucial para la industria?

Las áreas de riesgo clave de una planta, fábrica o industria son zonas de producción u operación, áreas de almacenamiento y bodegas, área de TI, cocina y comedores. Si no se tiene especial cuidado en ellas, las plagas representan uno o hasta varios problemas en conjunto; algunos de estos son los siguientes:

  • Propagación de enfermedades a través de la transferencia de virus y bacterias.
  • Origen de daños materiales y daños a equipos y maquinaria costosa.
  • Contaminación de productos y estaciones de trabajo.
  • Generación de pérdidas de producto.
  • Mala reputación de marca, demandas y hasta clausura de establecimientos.

Un buen control y manejo de plagas se enfoca, además de eliminarlas, en mantener a éstas fuera de cualquier instalación. Este enfoque implica los siguientes pasos:

Inspección: el primer paso hacia la protección de instalaciones es una inspección detallada. Por ejemplo, salas de descanso para empleados, muelles de recepción de materias primas, puntos de entrada y salida, las zonas de almacén (cajas de cartón, armarios o cualquier otro lugar de escondite y reproducción de plagas), así como fuentes de alimentación y agua.

Prevención: este paso generalmente comprende el mantenimiento periódico, que es una de las formas más efectivas para impedir la entrada de plagas en instalaciones. La fumigación periódica aquí juega el papel vital pues eso propicia a que se mantengan las áreas de producción y almacenamiento limpias, secas y ordenadas.

Monitoreo: después de la implementación de prevención, deben vigilarse de cerca aquellos espacios donde puede presentarse o ya se presentó cualquier infestación de plagas. Desde las materias primas hasta los productos empacados, cada paso de la cadena de suministro debe ser supervisada.

Como podemos observar, las áreas de riesgo clave son todos aquellos espacios que puedan generar un lugar estable y de alimentación para una plaga.

Todo el equipo de MYCAM está equipado y capacitado para trabajar en este tipo de sitios con empresas industriales en México diseñando un plan de control óptimo para el entorno sin comprometer de algún modo la operación o producción de la misma.

Contáctanos por teléfono al 6382 8188 o 4613 6271 o por correo electrónico a contacto@fumigacionescontrol.com.mx para controlar cualquier plaga que necesites eliminar y represente un problema para tu negocio.

Compartir :